TIC

Las fundaciones españolas para la investigación necesitan más capitalización


Hoy se presenta en Bruselas el Estudio de las Fundaciones Europeas para la Investigación y la Innovación (EUFORI, por sus siglas en inglés), un sector que cuenta con 5.000 millones de euros anuales en inversiones en I+i en el ámbito de la UE. Estas organizaciones juegan un papel importante en la financiación, junto a los gobiernos y a las empresas. Sin embargo, se trata de un sector fragmentado con los activos concentrados en una cantidad relativamente pequeña de organizaciones, señala el informe.

Del total del gasto en I+i de las 991 fundaciones europeas que proporcionaron datos a EUFORI, 327 millones de euros correspondieron a las españolas. Nuestro país ocupa el séptimo lugar entre los 29 implicados, detrás de Reino Unido, Alemania, Dinamarca, Suecia, Bélgica y Noruega.

Las fundaciones de investigación e innovación destinan 5.000 millones de euros a gasto en I+i en la UE. De esta cifra, 327 millones corresponden a las españolas

El estudio ha sido promovido y financiado por la Comisión Europea. La parte española de este mapa de fundaciones de I+i ha sido llevada a cabo por los profesores de economía y empresas Marta Rey, de la Universidad de A Coruña, y Luis Ignacio Álvarez, de la Universidad de Oviedo.

Balance del sector

Marta Rey, que participa hoy en Bruselas en esta presentación, ha comentado a Sinc que en España “contamos con un ecosistema de fundaciones de investigación e innovación que, pese a su juventud y a las tensiones de financiación durante la crisis, desempeña un papel clave en la necesaria transformación del país en una economía del conocimiento”.

Según los datos del informe, las fundaciones españolas que respondieron al cuestionario on line (un total de 208) suman más de 4.690 millones de euros en activos, 980 millones de euros en ingresos y 773 de gastos (datos de 2012).

El informe español contiene un exhaustivo análisis cuantitativo y cualitativo de las 458 fundaciones de investigación e innovación activas en nuestro país y una selección de iniciativas innovadoras en el contexto europeo, dice la investigadora.

Rey indica que en el primer balance del sector fundacional español –que realizaron estos dos profesores en 2011– ya se vio que el 36,6 % de las 9.050 fundaciones españolas activas en 2009 consideraban la investigación entre sus cuatro principales áreas de actividad, lo que situaba a este ámbito en el segundo fin de interés general más prevalente, después de cultura y ocio.

Los resultados del estudio actual caracterizan a las fundaciones de I+i, en comparación con el resto de fundaciones españolas, como subsector dinámico en su capacidad para innovar y enormemente diverso en cuanto a modelos de actuación y roles. Viene impulsado, en gran medida, por el sector público, pero también desde la iniciativa privada (grandes y medianas empresas).

Por otro lado, la profesora también destaca que las fundaciones I+i españolas están muy poco capitalizadas y aportan recursos al sistema en mucha menor medida que las fundaciones de otros países.

Solo un 17% de las fundaciones I+i españolas se declaran financiadoras, frente al 47% del conjunto europeo

“El porcentaje de fundaciones españolas que reciben ingresos de dotaciones es el menor de los siete países, con solo un 39% sobre el total. Solo un 17% de las fundaciones I+i en España se declaran financiadoras, frente al 47% que se consideran aportantes de recursos financieros en el conjunto europeo. Este porcentaje llega a más del 90% en Reino Unido, Alemania, Dinamarca y Suecia. Por tanto, tienden a ser mucho más operativas que sus socios europeos”, destaca Rey.

Estructura de ingresos basada en subvenciones

En su opinión, las fundaciones de I+i españolas cuentan con una estructura de ingresos diversificada, pero generada externamente por la vía de subvenciones, donaciones privadas o pago por servicios. Además, los recursos así obtenidos se utilizan fundamentalmente en financiar programas propios. “Esto hace que tengan dificultades para crecer de forma sostenible y tiendan a ser más pequeñas en cuanto a volumen de ingresos que sus comparables europeas”.

Sin embargo, Marta Rey indica que en el lado positivo, “existe una enorme sensibilidad hacia la necesidad de internacionalizarse y de incrementar su cuota de participación en proyectos y convocatorias europeas”.

 

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Fuente: SINC

[/vc_column_text][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_raw_html]JTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTNDJTIxLS0lMEFnb29nbGVfYWRfY2xpZW50JTIwJTNEJTIwJTIyY2EtcHViLTUxNjM0NDI4NjUwODk5NjYlMjIlM0IlMEElMkYlMkElMjAzMDB4MjUwJTJDJTIwY3JlYWRvJTIwMjIlMkYxMCUyRjEwJTIwJTJBJTJGJTBBZ29vZ2xlX2FkX3Nsb3QlMjAlM0QlMjAlMjI2MDUwNjA5NDEwJTIyJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX3dpZHRoJTIwJTNEJTIwMzAwJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX2hlaWdodCUyMCUzRCUyMDI1MCUzQiUwQSUyRiUyRi0tJTNFJTBBJTNDJTJGc2NyaXB0JTNFJTBBJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTBBc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnBhZ2VhZDIuZ29vZ2xlc3luZGljYXRpb24uY29tJTJGcGFnZWFkJTJGc2hvd19hZHMuanMlMjIlM0UlMEElM0MlMkZzY3JpcHQlM0U=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_raw_html]JTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTNDJTIxLS0lMEFnb29nbGVfYWRfY2xpZW50JTIwJTNEJTIwJTIyY2EtcHViLTUxNjM0NDI4NjUwODk5NjYlMjIlM0IlMEElMkYlMkElMjAzMDB4MjUwJTJDJTIwY3JlYWRvJTIwMjIlMkYxMCUyRjEwJTIwJTJBJTJGJTBBZ29vZ2xlX2FkX3Nsb3QlMjAlM0QlMjAlMjI2MDUwNjA5NDEwJTIyJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX3dpZHRoJTIwJTNEJTIwMzAwJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX2hlaWdodCUyMCUzRCUyMDI1MCUzQiUwQSUyRiUyRi0tJTNFJTBBJTNDJTJGc2NyaXB0JTNFJTBBJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTBBc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnBhZ2VhZDIuZ29vZ2xlc3luZGljYXRpb24uY29tJTJGcGFnZWFkJTJGc2hvd19hZHMuanMlMjIlM0UlMEElM0MlMkZzY3JpcHQlM0U=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][/vc_row]


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.