Reportajes

La obsolescencia de la Torre Nagakin


[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Situada en uno de los barrios más cotizados de la capital japonesa, Shimbashi, la Torre Nagakin de Tokio, más conocida como apartamentos cápsula o la torre de las cápsulas, es un edificio diseñado por el arquitecto japonés Kisho Kurokawa y finalizado en 1972 con la idea de crear un edificio futurista, cuyas partes fuesen modulables como si de un organismo vivo se tratara, con la intención de hacer el edificio lo más flexible posible.

La Torre Nagakin forma parte del “Movimiento Metabolista”, del que Kurokawa fue fundador

[/vc_column_text][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_column_text]

ARQUITECTURA METABOLISTA

1972 fue visto como el nacimiento de la edad de las cápsulas. En aquel momento, Japón se encontraba en el camino de su explosivo crecimiento económico gracias a la evolución tecnológica y estas nuevas estructuras fueron vistas como anillo al dedo para la emergente sociedad. Unos edificios que estarían en continuo cambio y del que la Torre Nagakin fue su primer prototipo (en teoría el primero de muchos) del Movimiento Metabolista.

Kurokawa pensaba que la sociedad del futuro sería más bien nómada y estos pequeños estudios encajaban a la perfección con esa filosofía de vida. Para él, el mundo se llenaría de torres de este tipo para satisfacer las necesidades de esas personas que solo necesitaban un lugar de paso, ya fuese por negocios o por placer.

Algunos de los proyectos más conocidos englobados en el Movimiento Metabolista son la ciudad flotante en el mar (proyecto de Unabara), la ciudad torre de Kiyonori Kikutake, la ciudad muro, la ciudad agricultural y la Helix City de Kishō Kurokawa.

[/vc_column_text][vc_column_text]

“Es el único edificio del mundo construido a base de módulos”

[/vc_column_text][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_single_image img_link_large=»yes» img_link_target=»_blank» img_size=»large» image=»7592″][/vc_column_inner][/vc_row_inner][vc_column_text]

DISEÑO DE LA TORRE

El edificio está constituido por dos grandes columnas de hormigón que forman el núcleo. Al núcleo se le añadieron 140 cápsulas prefabricadas, todas ellas unidas a una de las dos columnas con cuatro grandes tornillos. Todas las cápsulas estaban diseñadas para ser desmontables y reemplazables; es decir, que se pretendía que fuera posible sustituir cualquiera de las cápsulas sin necesidad de desmontar el resto.

Las cápsulas tenían una superficie muy pequeña, de 2.3 metros por 3.8 metros y 2.1 metros de altura. Su estructura era de acero ligero y su exterior estaba recubierto por placas galvanizadas del mismo material. Para protegerlas de la corrosión, se recubría su exterior con una pintura especial y, para darles un mejor aspecto, se aplicaba una capa de un spray brillante.

Cada una de las cápsulas originales, de unos 10 metros cuadrados, contenían varios servicios, incluyendo: una cama, un escritorio, una nevera, una televisión, dos armarios empotrados, un inodoro y una ducha.

[/vc_column_text][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_column_text]

EN LA ACTUALIDAD

Sin embargo, este tótem repleto de apartamentos-cápsula, con el tiempo, acabó convirtiéndose en el contrapunto de la idea por la que fue concebido.

Muchos son los que piden su demolición, pero su presencia, es innegable que es una muestra del idealismo de los años 70 tras las secuelas dejadas en la ciudad por la II Guerra Mundial que acabó con la mayor parte de los edificios de Tokio.

Hoy día la Torre Nagakin presenta un estado lamentable. Las cápsulas no tienen agua caliente, la calefacción no funciona, el óxido se come las paredes, las tuberías están en su mayoría rotas, el agua se filtra por los pasillos, impregnando de humedad todo el edificio, y solo 40 de los 140 módulos disponibles están habitados; y es que el edificio se ha quedado completamente obsoleto.

[/vc_column_text][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_single_image img_link_large=»yes» img_link_target=»_blank» img_size=»large» image=»7595″][/vc_column_inner][/vc_row_inner][vc_column_text]

“Los televisores son los mismos que cuando se inauguró el edificio hace 40 años”

 

FUTURO INCIERTO

Kurokawa esperaba que cada 25 años se sustituyeran todas las cápsulas, dando así una vida útil al edificio de unos 200 años. Pero ese momento jamás llegó. Las cápsulas no han sido renovadas en ningún momento (por lo que no se sabe con certeza cómo afectaría a la estabilidad del resto de las cápsulas si una de ellas fuese retirada), y es probable que jamás se renueven.

La muerte de Kisho Kurokawa el 12 de octubre de 2007, dejó su obra aún más indefensa y, pese a la oposición del Instituto Japonés de Arquitectos, los planes de demolición continúan, aunque no hay noticias de cuándo se producirá.

En 2011 se estrenó una película de 58 minutos sobre la Torre (dirigida por Rima Yamazaki), que se planteó como consecuencia del debate surgido por su posible demolición. Fueron los propios ocupantes de las cápsulas los que iniciaron esta propuesta en 2008 debido a su falta de satisfacción con los apartamentos-cápsula.

A pesar de los fuertes sentimientos y connotaciones históricas que rodean el edificio, no ha sido reconocido como estructura histórica por las autoridades japonesas y su futuro sigue siendo incierto.

Dado que la ciudad de Tokio acogerá los Juegos Olímpicos de 2020, y que muchas de las infraestructuras de la ciudad serán renovadas, ¿tendrá su oportunidad la Torre Nagakin?

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_gallery type=»image_grid» interval=»5″ onclick=»link_image» custom_links_target=»_self» images=»7580,7582,7583,7585,7586,7587,7588,7589,7590,7593,7594,7591″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_raw_html]JTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTNDJTIxLS0lMEFnb29nbGVfYWRfY2xpZW50JTIwJTNEJTIwJTIyY2EtcHViLTUxNjM0NDI4NjUwODk5NjYlMjIlM0IlMEElMkYlMkElMjAzMDB4MjUwJTJDJTIwY3JlYWRvJTIwMjIlMkYxMCUyRjEwJTIwJTJBJTJGJTBBZ29vZ2xlX2FkX3Nsb3QlMjAlM0QlMjAlMjI2MDUwNjA5NDEwJTIyJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX3dpZHRoJTIwJTNEJTIwMzAwJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX2hlaWdodCUyMCUzRCUyMDI1MCUzQiUwQSUyRiUyRi0tJTNFJTBBJTNDJTJGc2NyaXB0JTNFJTBBJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTBBc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnBhZ2VhZDIuZ29vZ2xlc3luZGljYXRpb24uY29tJTJGcGFnZWFkJTJGc2hvd19hZHMuanMlMjIlM0UlMEElM0MlMkZzY3JpcHQlM0U=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_raw_html]JTNDaWZyYW1lJTIwYWxsb3d0cmFuc3BhcmVuY3klM0QlMjJ0cnVlJTIyJTIwc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnd3dy5jb2RpZ29iYXJyYXMuY29tJTJGc2hhcmUtaHQlMkZqZWRpcyUyRmFkX3RwbC5waHAlM0ZpYyUzRDI4MCUyNmFtcCUzQnIlM0QxNjA2NCUyMiUyMHdpZHRoJTNEJTIyMzAwJTIyJTIwaGVpZ2h0JTNEJTIyMjUwJTIyJTIwZnJhbWVib3JkZXIlM0QlMjIwJTIyJTIwbWFyZ2lud2lkdGglM0QlMjIwJTIyJTIwbWFyZ2luaGVpZ2h0JTNEJTIyMCUyMiUyMHNjcm9sbGluZyUzRCUyMm5vJTIyJTIwYWxpZ24lM0QlMjJtaWRkbGUlMjIlM0UlM0MlMkZpZnJhbWUlM0UlMjA=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][/vc_row]

Readers Rating
0 votes
0

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.