Hardware

La luz y definición adecuadas para tu proyector


[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Muchos usuarios sueñan con tener su propio proyector para armar el ansiado home cinema. Sin embargo, a la hora de adquirir uno, es frecuente que se enfrenten con una tan amplia como exasperante variedad de modelos, especificaciones, funciones y características, al punto que muchos se paralizan y hasta posponen indefinidamente el sueño, por miedo a equivocarse.

Tal como lo detallan adecuadamente los especialistas, entre los aspectos centrales que tienen que ver con la elección de un equipo aparece sin dudas la especificación de la luz y de la definición. Es uno de los básicos a evaluar.

Si te interesa este asunto, mi primera recomendación es visitar una web especializada. Si quieres acertar seguro descubre más en Proyector24.Sin embargo te propongo que veamos aquí algunos de los aspectos centrales.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Cuestión de luz

Primero que nada, deberás saber que la luminosidad de los proyectores se mide en lúmenes ANSI. Los proyectores de calidad aceptable arrancan en los 1000 lúmenes, y pueden crecer hasta 2500.

¿Cuánto es necesario para ti? Pues bien, dependerá del ambiente donde planeas proyectar. Si cuentas con un salón específico que puedes oscurecer casi totalmente para asegurar un entorno cercano a lo ideal, con 1000 lúmenes estarás de maravilla. Distinto será si en ese espacio debes convivir con cierta luz ambiente (por ejemplo por la presencia de ventanas o aberturas que no pueden ser oscurecidas en un 100%), deberás pensar en un proyector que arroje por encima de los 1500 lúmenes. Ahora bien, si sabes que el espacio tendrá alta luminosidad y que te será muy difícil controlarla por medios físicos, lo ideal será entonces elegir un proyector con más de 3000 lúmenes, es decir, mucho más brilloso, el cual asegurará una imagen plenamente visible.

[/vc_column_text][vc_column_text]

Definición adecuada

No menos interesante es la cuestión de la definición. Aquí veremos que la cosa se pone algo más compleja, ya que en esto intervienen tres factores: la resolución nativa del proyector, su rango de contraste, y la resolución del equipo de origen (puede ser tu equipo de DVD o Blu-Ray, por ejemplo).

En la actualidad la mayoría de los proyectores vienen en las resoluciones Súper XGA (1280 x 800) y HD (1920 x 1080). Ésta última cuenta prácticamente con el doble de resolución que la primera, lo que trae aparejadas imágenes mucho más precisas y una compatibilidad mayor. La diferencia de calidad es notoria, y si eres de los exigentes, ya sabes qué elegir.

De cualquier modo, para obtener los mejores resultados, debes asegurarte que coincida la resolución nativa de tu material de origen con la resolución del proyector. De nada vale un tremendo proyector que lance imágenes mediocres, ya que le llegan en baja definición. Ten en cuenta esta cuestión al elegir o al configurar tu reproductor de DVD, Blu-ray, PlayStation o Xbox, que por lo general tendrán una salida de 1080p.

Y el factor final en todo esto es la cuestión del rango de contraste, que mide la diferencia entre el punto más oscuro y el más claro de una imagen. Si por tener un bajo rango de contraste el proyector no puede mostrar las diferentes escalas de grises con solución de continuidad, es probable que en tu pantalla aparezcan esas imágenes pixeladas.

[/vc_column_text][vc_column_text]

Por supuesto que hay muchas otras cuestiones que intervienen a la hora de elegir un proyector. Pero es mejor que te aprendas muy bien éstas que te he señalado, como para comenzar a comprender qué se puede esperar y qué no de cada modelo.  

[/vc_column_text][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_raw_html]JTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTNDJTIxLS0lMEFnb29nbGVfYWRfY2xpZW50JTIwJTNEJTIwJTIyY2EtcHViLTUxNjM0NDI4NjUwODk5NjYlMjIlM0IlMEElMkYlMkElMjAzMDB4MjUwJTJDJTIwY3JlYWRvJTIwMjIlMkYxMCUyRjEwJTIwJTJBJTJGJTBBZ29vZ2xlX2FkX3Nsb3QlMjAlM0QlMjAlMjI2MDUwNjA5NDEwJTIyJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX3dpZHRoJTIwJTNEJTIwMzAwJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX2hlaWdodCUyMCUzRCUyMDI1MCUzQiUwQSUyRiUyRi0tJTNFJTBBJTNDJTJGc2NyaXB0JTNFJTBBJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTBBc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnBhZ2VhZDIuZ29vZ2xlc3luZGljYXRpb24uY29tJTJGcGFnZWFkJTJGc2hvd19hZHMuanMlMjIlM0UlMEElM0MlMkZzY3JpcHQlM0U=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_raw_html]JTNDaWZyYW1lJTIwYWxsb3d0cmFuc3BhcmVuY3klM0QlMjJ0cnVlJTIyJTIwc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnd3dy5jb2RpZ29iYXJyYXMuY29tJTJGc2hhcmUtaHQlMkZqZWRpcyUyRmFkX3RwbC5waHAlM0ZpYyUzRDI4MCUyNmFtcCUzQnIlM0QxNjA2NCUyMiUyMHdpZHRoJTNEJTIyMzAwJTIyJTIwaGVpZ2h0JTNEJTIyMjUwJTIyJTIwZnJhbWVib3JkZXIlM0QlMjIwJTIyJTIwbWFyZ2lud2lkdGglM0QlMjIwJTIyJTIwbWFyZ2luaGVpZ2h0JTNEJTIyMCUyMiUyMHNjcm9sbGluZyUzRCUyMm5vJTIyJTIwYWxpZ24lM0QlMjJtaWRkbGUlMjIlM0UlM0MlMkZpZnJhbWUlM0UlMjA=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][/vc_row]

Readers Rating
0 votes
0

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.