TIC

La importancia de actualizar el sistema de calibración de una industria


La calibración de los equipos de una industria es un aspecto esencial para su mantenimiento preventivo, para que se mantenga en buen estado y para evitar que en el futuro se produzcan problemas en estos sistemas.

Para realizar la calibración de una manera adecuada, se debe disponer de instrumentos de mucha precisión, como un calibrador de presión Beamex. Este instrumento indicará un valor bastante exacto, y lo comparará con el valor del equipo que se quiere calibrar. De este modo, con este sistema de medida, se realiza la correspondencia entre ambos aparatos y se produce a realizar el ajuste apropiado.

¿Por qué se debe calibrar?

La calibración en una industria es muy importante para que los equipos tengan siempre un funcionamiento adecuado. Es normal que con el paso del tiempo, los componentes de los equipos envejezcan, se estropeen y dejen de funcionar de forma correcta, debido también a los cambios de temperatura que se producen en la industria, y al estrés al que se ven sometidas las máquinas por un uso continuado.

Debido a este paulatino deterioro, las medidas de los equipos no son tan fiables y hay una menor confianza en ellos. La medida más adecuada para evitar esta situación es la calibración de los equipos, ya que aporta seguridad y ayuda a que reúnan las condiciones que se requieren para su utilización, además de garantizar la fiabilidad en las medidas, asegura el mantenimiento de los equipos y cumple con los requisitos exigidos en cuanto a su calidad.

Ventajas de la calibración

La calibración y el mantenimiento preventivo de los equipos de una industria ofrecen una gran cantidad de ventajas, que lo convierten en una medida necesaria.

La función principal de calibrar los equipos es la inspección, para detectar cualquier tipo de fallo, tanto en un momento inicial como más adelante, para que se puedan corregir a tiempo y siempre funcione de forma correcta.

Una de las mayores ventajas de calibrar los equipos es que hace que su duración sea mayor y que tengan menor cantidad de fallas en su funcionamiento, pues se va a conocer su estado en todo momento. También el nivel de seguridad es mucho mayor gracias a ello, lo que hace que se trabaje en unas condiciones de seguridad óptimas.

Por otro lado, el coste de las reparaciones disminuye en gran medida, gracias a que los equipos se van a estropear con menor frecuencia.

También, la distribución del trabajo del personal de mantenimiento va a ser más uniforme, ya que se va a poder hacer una programación de las actividades más ajustada.

Con la calibración se consigue además un considerable ahorro de energía, ya que se disminuye el tiempo de parada de las máquinas y se consigue una producción mayor. Es decir, el tiempo de producción se incrementa de forma considerable. Esto es debido a que los procesos se pueden parar por una gran cantidad de razones, algo que se puede evitar con una calibración adecuada de los equipos. Cualquier tipo de problema que pueda tener se puede descubrir antes de que se convierta en un fallo mayor y se pueda llegar a una situación crítica, en la que se tenga que detener de forma precipitada el proceso de producción. Para evitar este tipo de situaciones, la prevención y el mantenimiento son imprescindibles.

Sin embargo, no todos los sistemas de calibración operan de la misma forma ni consiguen los mismos resultados. Por ello, es conveniente elegir la forma de calibrar adecuada. Empresas como Beamex ofrecen una amplia variedad de sistemas, para que cualquier empresa pueda encontrar la mejor manera de calibrar y que mejor se adapte a ella. Seleccionar un proveedor de sistemas para calibrar es crucial, pues de ello depende la calidad de los equipos de una industria. Debe tener un procedimiento de calibración que se base en las normas nacionales e internacionales del sector, un personal especializado con una alta cualificación y unos servicios e instalaciones óptimos.

Gracias a un sistema de calibración adecuado, se puede cumplir con el sistema de calidad. Esta es la única manera de asegurar que las mediciones son adecuadas y se corresponden con los parámetros nacionales. De este modo, es muy fácil llevar un seguimiento continuado de la documentación que se requiere y se cumplirá en todo momento con las normas, tanto a nivel nacional como internacional, en cuanto a los sistemas de calidad.

En el cambio de los instrumentos y los equipos de producción también tiene mucha importancia una calibración adecuada. Es esencial actualizarlos o cambiarlos sin perjudicar al proceso, cuando tengan algún daño o actualizarlos, con el fin de mantener la competitividad. Un mantenimiento continuo de los instrumentos de calibración asegura que se puedan reemplazar los equipos necesarios sin que se perjudique ni se interrumpa el proceso de producción.


Leave a Comment