Comunicación

La historia detrás de los eslóganes más famosos


En muchas ocasiones hemos señalado que los logos se erigen como uno de los elementos fundamentales de las marcas. Se trata del identificador clave de cara al consumidor. La esencia que resume todos sus valores.

Pero existen otras piezas que juegan un papel vital. Hablamos de los eslóganes. Esas creativas y originales frases que conseguimos recordar sin apenas esfuerzo y con las que identificamos a las marcas. Seguro que no le cuesta mucho encontrar en su memoria al menos un par de ellos.

Estos recuerdos que seguro ahora están viniendo a su cabeza han conseguido perdurar con el paso de los años , y se han posicionado como elementos inseparables de las marcas a las que acompañan. Pero, en muchas ocasiones desconocemos su origen. Hasta hoy.

Desde M2OnHold han realizado una infografía en la que se recogen algunos de los eslóganes más recordados de la historia de la publicidad. Muchos siguen aún vigentes como es el caso de “Just Do It” de Nike.

Un claim que nacía en 1988 de la mano de Dan Wieden, advertising executive & founder de la agencia Wieden + Kennedy. La campaña supuso todo un éxito para Nike que se tradujo en un imparable aumento de las ventas. La marca pasó de los 877 millones de dólares en 1988 a los 9.200 millones de dólares en 1998.

De acuerdo a la opinión de los expertos, el éxito de eslogan radica en que es simple, corto y muy sencillo de recordar.

Ponemos el foco ahora en L’Oréal y su “Because you’re worth it”. Un eslogan que nacía en 1973 creado por Ilon Spect, copywiter en McCann Erickson.

En palabras de Jill Nykoliation, presidenta de la agencia Juniper Park, “las mujeres tienen una fuerza interior innata y mostramos deseos de ser apreciadas… Ambos son verdaderos pero sentimos que están en desacuerdo entre sí. Es el eslogan el que abraza precisamente esa tensión y lo hace tan intrigante”, explica sobre su éxito.

El “Think Different” de Apple puede que sea uno de los eslóganes más icónicos de la historia de la publicidad. Veía la luz en 1997 de la mano de Craig Tanimoto, director de arte en la agencia TBWA.

Un claim que llegó en un momento clave para la compañía que no atravesaba uno de sus mejores momentos. La campaña puesta en marcha con este hizo que la valoración de la empresa se triplicase en apenas 12 meses.

Si lo que queremos es que el eslogan refleje a la perfección nuestro producto no podemos dejar de hablar de: “A diamond is forever”. Frances Gerety, copywriter en la agencia N.W. Ayer & Son fue la autora de este eslogan creado en 1948.

Una forma extraordinaria y precisa según los expertos de dejar claro al consumidor que sus diamantes son símbolos de eternidad y sentimientos. Cabe recordar que en 1999 Ad Age nombró este eslogan como el mejor de todo el siglo XX.

No pierda detalle de la infografía que le ofrecemos a continuación donde podrá encontrar muchas más curiosidades sobre estos icónicos eslóganes:

Fuente: Marketingdirecto.com


Leave a Comment