BREVES

La felicidad cuesta casi 4 millones de euros, según Yahoo


La casa soñada, el coche perfecto, las vacaciones deseadas y todas las demás cosas que la mayoría de la gente asocia a un estilo de vida feliz cuesta 2,6 millones de libras esterlinas (3,64 millones de euros), según una encuesta realizada por Yahoo! de la que se hace eco el diario británico The Independent.

Después de sondear a 2.500 personas con un cuestionario ‘on line’, Yahoo! Personal Finance estimó que haría falta ganar un salario medio durante 94 años para hacer realidad el estilo de vida ideal expresado por los encuestados.

La encuesta preguntaba por las preferencias respecto a la casa, coche y vacaciones, a qué clase de persona querrían por compañero/a, qué harían para conquistarlo/a, las preferencias gastronómicas y de bebidas, y los gustos para las salidas nocturnas y sobre ropa.

Resultó que los menores de 24 años necesitaban 3,57 millones de euros para hacer realidad su estilo de vida ideal, mientras que quienes se mueven entre los 44 y los 55 precisarían de una cantidad mayor, 4,06 millones de euros. La experiencia es un grado.

Las mujeres necesitan más

Dentro de estas cifras mareantes, las mujeres requieren unos 140.000 euros más que los hombres para materializar sus fantasías, aunque no está claro si es porque son más soñadoras o porque echan mejor las cuentas.

La ‘investigación’ de Yahoo! divide a los encuestados en cuatro grupos: un 45% que quieren llevar vidas de ‘playboys’ o ‘playgirls’, un 39% de gente que gasta con esplendidez, un 15% de «tipos felices» satisfechos con lo que tienen y un 1% de avaros.

Comentando los resultados de esta encuesta, Carole Spiers, una consultora de estrés ocupacional, señala que, «aunque el dinero solo no da la felicidad, su falta puede significar una vida más estresada, menos completa y, en consecuencia, menos feliz».

 

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Fuente: Agencias

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_raw_html]JTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTNDJTIxLS0lMEFnb29nbGVfYWRfY2xpZW50JTIwJTNEJTIwJTIyY2EtcHViLTUxNjM0NDI4NjUwODk5NjYlMjIlM0IlMEElMkYlMkElMjAzMDB4MjUwJTJDJTIwY3JlYWRvJTIwMjIlMkYxMCUyRjEwJTIwJTJBJTJGJTBBZ29vZ2xlX2FkX3Nsb3QlMjAlM0QlMjAlMjI2MDUwNjA5NDEwJTIyJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX3dpZHRoJTIwJTNEJTIwMzAwJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX2hlaWdodCUyMCUzRCUyMDI1MCUzQiUwQSUyRiUyRi0tJTNFJTBBJTNDJTJGc2NyaXB0JTNFJTBBJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTBBc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnBhZ2VhZDIuZ29vZ2xlc3luZGljYXRpb24uY29tJTJGcGFnZWFkJTJGc2hvd19hZHMuanMlMjIlM0UlMEElM0MlMkZzY3JpcHQlM0U=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_raw_html]JTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTNDJTIxLS0lMEFnb29nbGVfYWRfY2xpZW50JTIwJTNEJTIwJTIyY2EtcHViLTUxNjM0NDI4NjUwODk5NjYlMjIlM0IlMEElMkYlMkElMjAzMDB4MjUwJTJDJTIwY3JlYWRvJTIwMjIlMkYxMCUyRjEwJTIwJTJBJTJGJTBBZ29vZ2xlX2FkX3Nsb3QlMjAlM0QlMjAlMjI2MDUwNjA5NDEwJTIyJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX3dpZHRoJTIwJTNEJTIwMzAwJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX2hlaWdodCUyMCUzRCUyMDI1MCUzQiUwQSUyRiUyRi0tJTNFJTBBJTNDJTJGc2NyaXB0JTNFJTBBJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTBBc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnBhZ2VhZDIuZ29vZ2xlc3luZGljYXRpb24uY29tJTJGcGFnZWFkJTJGc2hvd19hZHMuanMlMjIlM0UlMEElM0MlMkZzY3JpcHQlM0U=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][/vc_row]


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.