Comunicación

La confianza en las redes sociales está hecha trizas


La confianza en las redes sociales está hecha trizas (y parece que no hay quien la recomponga). Aun cuando muchísimos internautas continúan utilizando Facebook, Instagram, Twitter y compañía, la mayoría es perfectamente consciente de que cuando se adentra en estas plataformas, pisa terreno inseguro (en particular a lo referente a la protección de sus datos personales). Así lo concluye al menos un reciente estudio llevado a cabo en Alemania por Media Impact.

En el desplome de la confianza del consumidor en los social media no ha sido decisivo (como pudiera parecer a priori) el escándalo Cambridge Analytica. Al fin y al cabo, el 83% de los consumidores de entre 16 y 65 años consultados en su informe por Media Impact contaba con que un escándalo como el provocado por Cambridge Analytica sucedería tarde o temprano.

Aunque la red de redes (en términos generales) no es tan segura a ojos del internauta como lo era antaño, en lugares como las webs de noticias y los servicios de correo electrónico el consumidor continúa percibiendo seguridad.

Utilizando las webs de noticias uno de cada tres consumidores tiene sensación de seguridad. Si nos detenemos, en cambio, en las redes sociales, la proporción de quienes se sienten seguros en estas plataformas es de apenas un 14%.

En la escasa credibilidad de los social media influye un dato: el 41% de los internautas (o en su defecto algún conocido suyo) se ha topado de bruces con “fake news” en la Web 2.0. Ni que decir tiene que con la creciente afluencia de las noticias falsas en las redes sociales se reducen también las probabilidades de que el internauta tenga a bien compartir contenido en estas plataformas.

La desconfianza del consumidor en la Web Social tiene inevitablemente repercusiones en la economía digital. No en vano, uno de cada dos internautas borra regularmente su historial de navegación y sus “cookies”. Una quinta parte de los usuarios vuelca deliberadamente información falsa en los social media a fin de proteger adecuadamente su propia identidad. Y una cuarta parte de los internautas a cuyos oídos ha llegado el escándalo Cambridge Analytica ha dejado de utilizar Facebook.

El 45% de los internautas espera ser confrontado con mentiras e inexactitudes en Facebook. Y ello se deja notar en su percepción (lamentablemente menguante) de la publicidad en Facebook. El 59% de los usuarios hace scroll cuando los anuncios salen a su encuentro en la red social más grande del mundo.

A pesar de que la confianza en las redes sociales va cuesta abajo y sin frenos, aproximadamente la mitad de los internauta se conecta a ellas (varias veces al día) por pura costumbre y sin preocuparse en exceso por la seguridad de sus datos personales. Algunos usuarios optan, en cambio, por limitar su uso de los social media a unos pocos minutos al día.

Fuente: Marketingdirecto.com


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.