CIENCIA

Jaque mate al hongo letal que amenaza a los anfibios


Batrachochytrium dendrobatidis es el nombre del hongo causante de la quitridiomicosis, una enfermedad que afecta ya a más de 700 especies de anfibios y que ha provocado el declive de poblaciones en todo el mundo, así como la extinción de casi 200 especies.

Los resultados de este estudio son la primera evidencia de la erradicación del patógeno causante de la enfermedad in situ

Pero después de siete años de investigación, un equipo internacional de científicos liderado por investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) ha logrado por primera vez eliminar el hongo patógeno que amenaza a los anfibios del medio natural, lo que supone un importante avance para la conservación de los anfibios de todo el mundo. Los resultados de este estudio, publicados hoy en la revista Biology Letters, son la primera evidencia de la erradicación del patógeno causante de la enfermedad in situ.

Para erradicar la presencia del hongo, los expertos aplicaron tratamientos antifúngicos a los renacuajos de sapillo partero balear (Alytes muletensis), especie endémica de la isla de Mallorca, y desinfectado el medio natural. “La combinación del tratamiento de los renacuajos con una descontaminación del ambiente ha permitido erradicar la infección de poblaciones de sapillo balear, aparentemente, de forma permanente”, explica Jaime Bosch, investigador del MNCN.

“Se necesitan soluciones simples, directas y fáciles de llevar a cabo en diferentes puntos del planeta para terminar con la situación crítica de las poblaciones de anfibios a causa de la quitridiomicosis”, indica Trenton Garner, investigador en la Zoological Society of London (Reino Unido), que ha colaborado en el trabajo. “Este estudio representa un importante avance en la lucha contra este patógeno que ha demostrado ser devastador para los anfibios”, continua el investigador.

Esta es la primera vez que la quitridiomicosis ha sido eliminada satisfactoriamente en una población salvaje durante un periodo de tiempo largo, y culmina los trabajos iniciados hace más de 15 años cuando investigadores del MNCN descubrieron el primer brote de la enfermedad en Europa. “Los resultados obtenidos ofrecen perspectivas positivas para afrontar futuras investigaciones que hagan frente a esta enfermedad mortal”, concluye Bosch.

 

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Fuente: SINC

[/vc_column_text][vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/2″][vc_raw_html]JTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTNDJTIxLS0lMEFnb29nbGVfYWRfY2xpZW50JTIwJTNEJTIwJTIyY2EtcHViLTUxNjM0NDI4NjUwODk5NjYlMjIlM0IlMEElMkYlMkElMjAzMDB4MjUwJTJDJTIwY3JlYWRvJTIwMjIlMkYxMCUyRjEwJTIwJTJBJTJGJTBBZ29vZ2xlX2FkX3Nsb3QlMjAlM0QlMjAlMjI2MDUwNjA5NDEwJTIyJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX3dpZHRoJTIwJTNEJTIwMzAwJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX2hlaWdodCUyMCUzRCUyMDI1MCUzQiUwQSUyRiUyRi0tJTNFJTBBJTNDJTJGc2NyaXB0JTNFJTBBJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTBBc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnBhZ2VhZDIuZ29vZ2xlc3luZGljYXRpb24uY29tJTJGcGFnZWFkJTJGc2hvd19hZHMuanMlMjIlM0UlMEElM0MlMkZzY3JpcHQlM0U=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][vc_column_inner width=”1/2″][vc_raw_html]JTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTNDJTIxLS0lMEFnb29nbGVfYWRfY2xpZW50JTIwJTNEJTIwJTIyY2EtcHViLTUxNjM0NDI4NjUwODk5NjYlMjIlM0IlMEElMkYlMkElMjAzMDB4MjUwJTJDJTIwY3JlYWRvJTIwMjIlMkYxMCUyRjEwJTIwJTJBJTJGJTBBZ29vZ2xlX2FkX3Nsb3QlMjAlM0QlMjAlMjI2MDUwNjA5NDEwJTIyJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX3dpZHRoJTIwJTNEJTIwMzAwJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX2hlaWdodCUyMCUzRCUyMDI1MCUzQiUwQSUyRiUyRi0tJTNFJTBBJTNDJTJGc2NyaXB0JTNFJTBBJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTBBc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnBhZ2VhZDIuZ29vZ2xlc3luZGljYXRpb24uY29tJTJGcGFnZWFkJTJGc2hvd19hZHMuanMlMjIlM0UlMEElM0MlMkZzY3JpcHQlM0U=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][/vc_row]


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.