BREVES

Google sabe (casi) todo lo que compras, y tiene una web que lo prueba


A lo largo de 2018 hemos repetido en varias ocasiones que prácticamente ha quedado demostrado que la privacidad es una ilusión. Después de tanto escándalo que ha traspasado la ilegalidad, todo se banaliza y pierde relevancia, pero en el nuevo año que acabamos de comenzar, los datos que las compañías hacen de los datos que recaban de nosotros volverán a estar en el centro del debate.

En ese sentido, el servicio de correo electrónico que triunfa desde hace más de una década es Gmail. Es un detalle importante, porque en sus cuentas recibimos muchos de los correos electrónicos de confirmación de pedidos que hemos realizado en webs como Amazon, Aliexpress, Gearbest, etc. Google hace mucho tiempo que reconoce esos correos como pedidos, e incluso ofrece una interfaz que lo indica.

Google Compras

Sin embargo, la cosa no queda ahí, pues la compañía de Mountain View cuenta con una web dedicada a mostrar todas las compras que se han hecho desde un correo de Gmail. Una vez entramos podemos ver una cronología de pedidos de esas tiendas, suscripciones contratadas, aplicaciones adquiridas en Google Play, etc. Que Google tratase de algún modo la información que muestra clasificada no es extraño, pero la existencia de esta web (que no es un historia de gasto en su plataforma), sí puede sorprender a algunas personas.

“Sólo tú puedes ver los pedidos”

Según Google, sólo los usuarios pueden ver sus propios pedidos, y “es posible que la información de tus pedidos también se guarde con tu actividad en otros servicios de Google”. Es decir, lo que en principio ocurre en el resto de sus servicios, que nuestra información no es accesible por otros, aunque sí se procese con fines publicitarios y para “mejorar la experiencia”.

Google muestra si el pedido ha sido enviado, cancelado o está listo para recoger, algo que la compañía explica: “Reunimos las compras y reservas que haces con tu cuenta de Google de fuentes como 1) Pedidos realizados mediante servicios de Google, como Google Play Store, Google Express o el Asistente de Google ó 2) Recibos o confirmaciones de pedidos que recibes en Gmail”.

Google permite eliminar los pedidos y consultar información más avanzada como el ID particular, y te lleva al correo electrónico original del que ha obtenido la información. Borrar es una opción positiva, así como quitar una suscripción (dan la opción de desvincularlas para que Google deje de saber de su existencia), pero si de verdad deseas que compañía no acceda en ningún caso a estos datos, la recomendación más drástica es dejar de usar la cuenta de Gmail para recibir esos correos.

Fuente: Genbeta.com


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.