TIC

Goldman Sachs y Silver Lake asesoran a Elon Musk para sacar a Tesla de Wall Street


Así lo afirma el propio Elon Musk que apunta al fondo soberano saudí  como socio financiero. Reuters asegura que la decisión no es firme.

 

“Estoy emocionado de trabajar junto a Silver Lake y Goldman Sachs como asesores financieros, además de con Watchell, Lipton, Rosen & Katz, Munger y Tolles & Olson como asesores legales en la propuesta de sacar a Tesla de bolsa”.

Una vez más, a través de Twitter Elon Musk ha dado la exclusiva. El consejero delegado de Tesla, responde de esta manera al mensaje lanzado desde el perfil de su compañía. Tesla publica en su bolg una carta del propio Elon Musk en la que el excéntrico empresario explica que comunicó sus planes de privatizar la compañía a algunos de los principales accionistas de Tesla antes de publicarlo en Twitter: “entender si tenían la capacidad y el deseo de permanecer como accionistas en un Tesla privado es de importancia crítica para mí. Ellos son los que creyeron en Tesla cuando nadie más lo hizo y ellos son los que más creen en nuestro futuro”.

A pesar de que Reuters asegura que el fondo soberano saudí no ha tomado una decisión en firme sobre su decisión de volver a invertir en Tesla, Musk argumenta que después de que éste comprara casi el 5% de las acciones de Tesla tuvieron  otro encuentro el pasado 31 de julio. “Durante la reunión, el Director Gerente del fondo expresó su arrepentimiento por no haber avanzado anteriormente en una transacción privada con ellos, y expresó su apoyo para financiar una transacción privada en curso para Tesla en este momento. Entendí de él que no se necesitaban otros responsables de la toma de decisiones y que estaban ansiosos por continuar”.

Denuncias de los inversores

Según confirmó Reuters, Tesla Inc y su presidente ejecutivo, Elon Musk, recibieron el pasado viernes dos demandas de inversores que denuncian fraude de valores por una trama para perjudicar a vendedores en corto, que incluyó la propuesta del CEO de sacar a la compañía de automóviles eléctricos del mercado bursátil.

Todo ello tres días después de que Musk sorprendiera a los inversores con el tuit en el que anunció que podría retirar a Tesla de la bolsa en una transacción de 72.000 millones de dólares, que valoraba a la empresa a 420 dólares por acción.

En una demanda, Kalman Isaacs sostiene que los mensajes de Musk en Twitter eran falsos y llevaron a engaño, y que la compañía respaldó dichas aseveraciones al no corregirlas, lo que equivalió a un “ataque nuclear” diseñado para “diezmar por completo” a vendedores en corto.

Los recursos de Isaacs y William Chamberlain sostienen que las conductas de Tesla y Musk inflaron artificialmente el precio de la acción de la compañía y violaron las leyes federales de valores.

Tesla no respondió a un pedido de comentarios sobre la propuesta de demanda colectiva que ambas personas presentaron en una corte federal de San Francisco.

Fuente: Estrategias de inversión


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.