BREVES

Geary


[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

A pesar de que el correo electrónico tiene muchos años entre nosotros, y de que actualmente casi todo el mundo tiene un email, la mayoría de las personas utilizan el cliente de correo web, simple y plano.

Muy pocos grandes cambios a vivído la forma en la cual manejamos nuestras cuentas de correo, de hecho casi todos funcionan de la misma manera exactamente. Gmail se convirtió en el correo web más popular introduciendo algunas novedades y mejoras con respecto a sus competidores, y por ser un sistema confiable. Pero poco a poco el correo de Yahoo! o de Microsoft se acercan a casi el mismo nivel. Las aplicaciones de correo en dispositivos móviles nos han demostrado que la experiencia puede mejorar, pero que aún nadie termina de reinventar la rueda en este campo.

En el caso de los clientes de correo de escritorio, pocas aplicaciones se destacan, y de hecho resultan tan anticuadas o complejas que en lugar de mejorar la experiencia, la complican innecesariamente. Por otro lado, algunas herramientas se sienten diferentes desde el punto de vista del usuario que la use, no todos buscamos lo mismo. Thunderbird, Outlook, Evolution, etc., son algunos nombres fuertes que muchos conocemos, pero que no se ajustan a los gustos, necesidades o forma en que trabajamos todos.

En el caso de los clientes de escritorio para Linux, Evolution viene preinstalado en varias distros, y otros optan por el primo de Firefox: Mozilla Thunderbird. Pero, por lo menos para mi, estos dos nunca han sido una alternativa, sus interfaces, y funcionamiento me parecen algo toscos y aunque de seguro tienen más de un admirador, prefiero la simplicidad del cliente de los chicos de Yorba: Geary.

Geary está escrito en Vala, es completamente gratuito, y puede ejecutarse en Debian, Fedora, Ubuntu, Arch Linux y un sin fin de derivados.

[/vc_column_text][vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/1″][vc_column_text]

Fuente: Bitelia

[/vc_column_text][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/2″][vc_raw_html]JTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTNDJTIxLS0lMEFnb29nbGVfYWRfY2xpZW50JTIwJTNEJTIwJTIyY2EtcHViLTUxNjM0NDI4NjUwODk5NjYlMjIlM0IlMEElMkYlMkElMjAzMDB4MjUwJTJDJTIwY3JlYWRvJTIwMjIlMkYxMCUyRjEwJTIwJTJBJTJGJTBBZ29vZ2xlX2FkX3Nsb3QlMjAlM0QlMjAlMjI2MDUwNjA5NDEwJTIyJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX3dpZHRoJTIwJTNEJTIwMzAwJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX2hlaWdodCUyMCUzRCUyMDI1MCUzQiUwQSUyRiUyRi0tJTNFJTBBJTNDJTJGc2NyaXB0JTNFJTBBJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTBBc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnBhZ2VhZDIuZ29vZ2xlc3luZGljYXRpb24uY29tJTJGcGFnZWFkJTJGc2hvd19hZHMuanMlMjIlM0UlMEElM0MlMkZzY3JpcHQlM0U=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][vc_column_inner width=”1/2″][vc_raw_html]JTNDaWZyYW1lJTIwYWxsb3d0cmFuc3BhcmVuY3klM0QlMjJ0cnVlJTIyJTIwc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnd3dy5jb2RpZ29iYXJyYXMuY29tJTJGc2hhcmUtaHQlMkZqZWRpcyUyRmFkX3RwbC5waHAlM0ZpYyUzRDI4MCUyNmFtcCUzQnIlM0QxNjA2NCUyMiUyMHdpZHRoJTNEJTIyMzAwJTIyJTIwaGVpZ2h0JTNEJTIyMjUwJTIyJTIwZnJhbWVib3JkZXIlM0QlMjIwJTIyJTIwbWFyZ2lud2lkdGglM0QlMjIwJTIyJTIwbWFyZ2luaGVpZ2h0JTNEJTIyMCUyMiUyMHNjcm9sbGluZyUzRCUyMm5vJTIyJTIwYWxpZ24lM0QlMjJtaWRkbGUlMjIlM0UlM0MlMkZpZnJhbWUlM0UlMjA=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][/vc_row]


Leave a Comment