BREVES

Dic-dic


Que los llamados nativos digitales se manejan tremendamente bien con casi toda clase de dispositivos tecnológicos es una realidad que se evidencia cada vez que toman uno entre sus pequeñas manos. Una “pasión” de la que disfrutan enormemente y que podemos aprovechar con variados fines educativos.

Así, hoy nos centraremos en aquellas aplicaciones que te brindarán la oportunidad de enseñar a leer a los benjamines del hogar de una manera sencilla y divertida para toda la familia. Unas herramientas que convertirán el aprendizaje en un proceso agradable y ameno, compartido por mayores y niños. Nos centraremos, eso sí, en las edades comprendidas entre los tres y los seis años.

Con Dic-Dic tus pequeños pasarán por todas las etapas del proceso: conocer las letras, deletrear, relacionar sonidos con legras, y hasta empezar a escribir. Una de sus virtudes (y rasgos diferenciadores) es que no solo permite aprender la lengua materna, sino también vocabulario de otros idiomas, entre los que encontramos, además del español, el catalán, inglés, ruso y francés.

Asimismo, la estructura de la app nos brinda la oportunidad de escoger el nivel de dificultad, el uso (o no) de pistas sobre la marcha y otras preferencias. A pesar de que se trata de ejercicios, el programa de logros e incentivos que integra supone una auténtica motivación. Los mejores “alumnos”, además, tendrán un juego extra que aparece al acumular una serie de logros.

El diseño, repleto de dibujos divertidos, animales y colores vivos la hace muy atractiva visualmente. Viene con locuciones de hablantes nativos y para su puesta en marcha se ha contado con el asesoramiento de docentes y pedagogos. La hallarás en iTunes de manera gratuita, sin publicidad alguna ni ventas integradas. Uno de nuestros favoritos.

 

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Fuente: Genbeta.com

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_raw_html]JTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTNDJTIxLS0lMEFnb29nbGVfYWRfY2xpZW50JTIwJTNEJTIwJTIyY2EtcHViLTUxNjM0NDI4NjUwODk5NjYlMjIlM0IlMEElMkYlMkElMjAzMDB4MjUwJTJDJTIwY3JlYWRvJTIwMjIlMkYxMCUyRjEwJTIwJTJBJTJGJTBBZ29vZ2xlX2FkX3Nsb3QlMjAlM0QlMjAlMjI2MDUwNjA5NDEwJTIyJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX3dpZHRoJTIwJTNEJTIwMzAwJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX2hlaWdodCUyMCUzRCUyMDI1MCUzQiUwQSUyRiUyRi0tJTNFJTBBJTNDJTJGc2NyaXB0JTNFJTBBJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTBBc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnBhZ2VhZDIuZ29vZ2xlc3luZGljYXRpb24uY29tJTJGcGFnZWFkJTJGc2hvd19hZHMuanMlMjIlM0UlMEElM0MlMkZzY3JpcHQlM0U=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_raw_html]JTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTNDJTIxLS0lMEFnb29nbGVfYWRfY2xpZW50JTIwJTNEJTIwJTIyY2EtcHViLTUxNjM0NDI4NjUwODk5NjYlMjIlM0IlMEElMkYlMkElMjAzMDB4MjUwJTJDJTIwY3JlYWRvJTIwMjIlMkYxMCUyRjEwJTIwJTJBJTJGJTBBZ29vZ2xlX2FkX3Nsb3QlMjAlM0QlMjAlMjI2MDUwNjA5NDEwJTIyJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX3dpZHRoJTIwJTNEJTIwMzAwJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX2hlaWdodCUyMCUzRCUyMDI1MCUzQiUwQSUyRiUyRi0tJTNFJTBBJTNDJTJGc2NyaXB0JTNFJTBBJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTBBc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnBhZ2VhZDIuZ29vZ2xlc3luZGljYXRpb24uY29tJTJGcGFnZWFkJTJGc2hvd19hZHMuanMlMjIlM0UlMEElM0MlMkZzY3JpcHQlM0U=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][/vc_row]


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.