BREVES

¡Cuidado! Llegan a tu móvil las notificaciones de cada web


Lo que algunos denominan la era de los teléfonos inteligentes podría tener un mejor nombre: la era de la notificaciones.

Las ventanas pop-up que te informan sobre un nuevo mensaje o tuit se han convertido en una parte central del uso de los dispositivos móviles. Además, dispositivos portátiles como Google Glass y el Apple Watch han sido diseñados en gran medida como conductos para recibir notificaciones. Los sitios web normales podrían empezar a enviarlas también.

En 2015 la mayoría de los navegadores web líder serán configurados para dar soporte a lo que se conoce como notificaciones push. Los sitios que usan la tecnología serán capaces de preguntar a los visitantes si desean recibir notificaciones. Después el sitio web podrá enviarlas, incluso si el sitio no está abierto en el navegador en ese momento. Por ejemplo, un sitio de noticias podría utilizar las notificaciones web para alertar a los usuarios sobre una noticia de última hora. La tecnología debería estar disponible tanto para PC como para dispositivos móviles.

Las notificaciones aparecen en pequeñas ventanas pop-up como las que suelen utilizar los programas de correo electrónico para alertarnos sobre nuevos mensajes.

Un pequeño número de sitios web, entre ellos el del New York Times y la NBA, ya envían notificaciones a los usuarios de ordenadores de Apple. La compañía lanzó su versión de la tecnología en una actualización de su sistema operativo de escritorio OS X el año pasado.

Pero los sitios con notificaciones web pronto podrían llegar a estar mucho más generalizados. Google y Mozilla están trabajando en poder añadir la tecnología a sus navegadores Chrome y Firefox, lo que haría que la función estuviera disponible para la mayoría de los usuarios que navegan por la red desde un PC.

Cuando esto suceda, las páginas web serán capaces de comportarse como las aplicaciones móviles, señala el ingeniero de software del equipo de Chrome de Google, Michael van Ouwerkerk, que está trabajando en la tecnología. «Una vez que el usuario opte por recibir notificaciones, las aplicaciones web serán capaces de dar información oportuna al usuario sin tener que pasar por un proceso de instalación», asegura. Por ejemplo, al comprobar el estado de un vuelo en el sitio web móvil de una compañía aérea, con un solo toque podrías suscribirte para recibir actualizaciones en caso de retraso.
Las páginas web ya pueden enviar notificaciones push a los ordenadores de escritorio de Apple, pero se espera que la tecnología también se añada a los navegadores móviles y de escritorio de Google y Mozilla.

Google no ha hecho público cuándo estarán disponibles las notificaciones web, y Mozilla no contestó cuando le preguntamos sobre su fecha de lanzamiento. El cofundador de una start-up llamada Roost, Tim Varner, cuya empresa ofrece herramientas para ayudar a los editores de sitios web a utilizar notificaciones web push, espera que ambas compañías lancen la tecnología para sus navegadores móviles y de escritorio dentro de unos meses.

Entre los clientes de Roost están el St. Louis Post-Dispatch y el sitio de noticias de tecnología The Next Web. Ambas compañías de medios utilizan notificaciones push para informar a los lectores sobre nuevas noticias.

Varner predice que la tecnología será especialmente popular entre los sitios móviles. Sin notificaciones, asegura, las páginas web móviles no son tan buenas a la hora de atraer a los usuarios. «En teoría, la tienda de aplicaciones podría perder un poco de posición en el mercado», afirma, y señala que las notificaciones web podrían permitir que las páginas web ofreciesen una experiencia mucho más rica. Otra razón por la que las empresas podrían adoptar la tecnología es porque podría resultar más fácil captar la atención de los usuarios en un canal que no los inunde con mensajes, como ocurre con el correo electrónico y las notificaciones de aplicaciones móviles.

La idea de proporcionar un medio específico para que la gente se suscriba y reciba alertas y contenido de sitios web no es algo nuevo. A finales de la década de 2000 muchos sitios web comenzaron a enviar contenido en un formato conocido como RSS, y muchas personas usaban lectores RSS para gestionar colecciones de feeds. A medida que redes sociales como Facebook y Twitter aumentaron en popularidad, la popularidad del RSS fue bajando. El año pasado Google dejó de ofrecer su lector de RSS, el más utilizado, alegando que su «uso ha disminuido«.

Una de las personas que ayudó a crear el RSS, Dave Winer, sigue viendo con escepticismo que las notificaciones web logren despegar de una forma similar. Señala que no existe un estándar acordado, y que Apple, Mozilla y Google están siguiendo enfoques distintos.

Eso podría complicar que los editores envíen notificaciones a personas que utilicen distintos navegadores o sistemas operativos. El cuerpo de estándares web, el W3C, tiene un grupo trabajando en el estándar, pero no está finalizado. «A menos que salga algo de la nada y sea adoptado por los desarrolladores, y no sea propiedad de una empresa que quiera fijarlo, creo que el RSS es lo que tenemos por ahora», asegura Winer.

 

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Fuente: Technology Review

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_raw_html]JTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTIwc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRmEubGlnYXR1cy5jb20lMkYlM0ZpZHMlM0Q1MzcyNyUyNnQlM0RqcyUyMiUzRSUzQyUyRnNjcmlwdCUzRQ==[/vc_raw_html][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_raw_html]JTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTNDJTIxLS0lMEFnb29nbGVfYWRfY2xpZW50JTIwJTNEJTIwJTIyY2EtcHViLTUxNjM0NDI4NjUwODk5NjYlMjIlM0IlMEElMkYlMkElMjAzMDB4MjUwJTJDJTIwY3JlYWRvJTIwMjIlMkYxMCUyRjEwJTIwJTJBJTJGJTBBZ29vZ2xlX2FkX3Nsb3QlMjAlM0QlMjAlMjI2MDUwNjA5NDEwJTIyJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX3dpZHRoJTIwJTNEJTIwMzAwJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX2hlaWdodCUyMCUzRCUyMDI1MCUzQiUwQSUyRiUyRi0tJTNFJTBBJTNDJTJGc2NyaXB0JTNFJTBBJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTBBc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnBhZ2VhZDIuZ29vZ2xlc3luZGljYXRpb24uY29tJTJGcGFnZWFkJTJGc2hvd19hZHMuanMlMjIlM0UlMEElM0MlMkZzY3JpcHQlM0U=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_raw_html]JTNDaWZyYW1lJTIwYWxsb3d0cmFuc3BhcmVuY3klM0QlMjJ0cnVlJTIyJTIwc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnd3dy5jb2RpZ29iYXJyYXMuY29tJTJGc2hhcmUtaHQlMkZqZWRpcyUyRmFkX3RwbC5waHAlM0ZpYyUzRDI4MCUyNmFtcCUzQnIlM0QxNjA2NCUyMiUyMHdpZHRoJTNEJTIyMzAwJTIyJTIwaGVpZ2h0JTNEJTIyMjUwJTIyJTIwZnJhbWVib3JkZXIlM0QlMjIwJTIyJTIwbWFyZ2lud2lkdGglM0QlMjIwJTIyJTIwbWFyZ2luaGVpZ2h0JTNEJTIyMCUyMiUyMHNjcm9sbGluZyUzRCUyMm5vJTIyJTIwYWxpZ24lM0QlMjJtaWRkbGUlMjIlM0UlM0MlMkZpZnJhbWUlM0UlMjA=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][/vc_row]


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.