BREVES

Cómo una inocente foto en Facebook puede acabar con tu vida profesional


Rachel Burns trabajaba como jefe en una residencia de ancianos, 21 años trabajando, con un sueldo de de 5.000 euros al mes, que acabaron por culpa de una aparentemente inocente foto publicada en su Facebook.

Así lo comentan con detalle en un artículo de g1, donde comentan lo que ocurrió hace ya dos años, en 2015, cuando Rachel publicó una foto de una fiesta dentro de la residencia, etiquetando a uno de los clientes en Facebook.

Aunque la familia del cliente etiquetado no tuvo ningún problema con la foto, en la residencia dejaron claro que había cometido 4 errores graves:

– Publicó una foto del ambiente de trabajo en Facebook.
– Identificó a un cliente de la residencia (Park Hall) en dicha foto, un hombre con Síndrome de Down que estaba bailando junto a Rachel (que también era la cantante)
– Publicó un vídeo con la “noche musical”
– Era amiga en la red social de una pariente de un cliente.

Después de la publicación de la foto, hablaron con Rachel y le dieron dos opciones: o acepta el despido o asume un cargo inferior con una inmensa reducción de sueldo. Tenía dos días de tiempo para decidir, generó un cuadro de estrés y ansiedad… en fin, dos años de juicios, deudas que superan los 50.000 euros, empresas que cierran, temas que generan problemas de salud y muchos otros asuntos que se comentan en el artículo.

Es solo un caso más, uno de los muchos que se leen y se dan a conocer en las redes, pero que abre la posibilidad de destacar una vez más la importancia que tiene prestar atención a lo que se publica en las redes sociales. Hay que conocer las reglas, y hay que entender los conceptos básicos sobre cómo funciona la web social:

– No todas las fotos que encontramos en Internet pueden ser publicadas en las redes sociales. Muchas de ellas (la mayoría, de hecho), están protegidas por derechos de autor.
– Cada empresa tiene sus reglas sobre el uso de las redes sociales, y deben conocerse perfectamente por todos los empleados.
– Etiquetar a una persona dentro de una fotografía puede generar varios problemas, ya que dicha persona puede no desear la identificación. Es importante primero hablar con ella para pedir permiso. De hecho no es “peligroso” solo etiquetar, publicar la foto de una persona en nuestro perfil de Facebook es arriesgado, primero tenemos que verificar si esa persona desea aparecer en las redes sociales.
– Las publicaciones en las redes sociales pueden ser públicas o privadas, es fundamental decidir el tipo de publicación antes de apretar el botón “enviar”.

Fuente: Wwwhatsnew.com


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.