BREVES

Cómo pagar por Internet


Hay un problema pendiente por resolver en Internet, el cobro de micropagos. Muchos servicios a través de Internet serían rentables, y por tanto posibles, si pudieran cobrar cantidades próximas al céntimo de euro, (o de dólar). Una web que informe del estado de las pistas de skí, una web de anuncios clasificados, consultas a una enciclopedia digital, cualquier web que proporcione servicios por los que solo puede cobrar unos céntimos, si controla rígidamente sus gastos de operación y consigue muchas visitas, puede recaudar una apreciable cantidad de dinero.

Por otra parte, los usuarios no se negaran a esos pagos, si el micropago es voluntario y fácil y seguro de efectuar, (como por ejemplo aceptar en una pantalla tipo pop-up el pago mediante un clic que lleva a la página), pues si una página web no vale ni un céntimo, no merece ser descargada. Basta pues encontrar en Internet una forma de recaudar estos importes mínimos, (por ejemplo, mensualmente junto con la tarifa de la conexión a Internet).

Muchos negocios esperan su nacimiento

A la espera de que funcionen los micropagos hay muchos servicios pendientes de crear en Internet. ¿Pagarías 5 cents. por ver el resumen filmado del último partido de tu equipo favorito, además de las fotografías y esquemas de los lances más conflictivos del partido y leer el artículo de tu comentarista predilecto?. Si tu y otros miles como tu, estáis dispuestos a efectuar ese mínimo desembolso, los periódicos digitales pueden encontrar en la venta de reportajes especiales, una fuente saneada de ingresos. Igual le ocurrirá a las bases de datos sobre cualquier materia o a los museos virtuales y a tantos otros negocios que podrían vivir de cobrar cantidades mínimas por sus servicios.

Esperando los micropagos

Precisamente el producto que mejor se adapta para su venta en la Red son los de mínimo valor adquiridos por impulso. ¿Quién no pagaría 1 céntimo por ver una buena web cuando te topas con ella mientras navegas por Internet?. Si un tema precisamente en el instante en que despierta tu interés, te pide el pago de una cantidad mínima, ¿no lo pincharías por entrar?. Pulsando el siguiente enlace se ven imágenes 3d de la campaña de excavaciones de Atapuerca, si te interesa el tema, ¿dejarías de visitarlo porque cueste un céntimo?.¿No pagarías tres céntimos por sugerencias dadas por un critico de gastronomía para cenar esta noche en un restaurante, unida a una reserva automática de la mesa del restaurante elegido?.

Su aparición afectará la Internet gratuita

Si el micropago ya existiera hoy, muchas web que prestan servicios gratuitos y tratan de sobrevivir con la publicidad pasarían a ser de pago, a cambio con toda seguridad existirían muchos más servicios a nuestra disposición y su calidad sería mejor que la actual, pues necesitarían atraer al público. Hay mucha gente que tiene pensados interesantísimos servicios, esperando que exista una forma de poder cobrar su trabajo mediante micropagos.

El lado mal será que desaparecerá gran parte la Internet gratuita que hoy conocemos. Pero no todo será de pago, siempre seguirá habiendo lugares gratuitos de gran calidad bajo mecenazgo, (sponsorizados), de una firma comercial o un organismo estatal, como actualmente existen, por ejemplo Cocacola mantiene gratis una web que soporta una comunidad virtual de más de un millón de usuarios, o Repsol que mantiene un portal con todo tipo de información del mundo del automóvil y el turismo. Las Web gratuitas dependientes de organismos oficiales también irán en aumento poco a poco, por ejemplo .Patrimonio Nacional tiene una web muy completa sobre los Palacios y Conventos Reales. No hay motivo para suponer que el hecho de que aparezca un sistema de micropagos vaya a eliminar este tipo de iniciativas publicas y privadas, lo razonable es que aumenten en número y calidad con el tiempo y que convivan sin problemas la Internet gratuita y la de pago

Ya existe un sistema de micropagos, pero para móviles

Puede pensarse que cobrar facturas de un céntimo no es rentable, pues la administración del cobro cuesta más que el importe de la factura,.pero no es así, las compañías telefónicas que dan servicio i-mode han demostrado que se pueden realizar micropagos, (e-moción, factura el kilobyte, bajado a 2,4 céntimos ). y generar beneficios.

Para establecer el sistema hace, falta montar una medio de cobro/pago parecida al sistema PayPal pero con una mecánica especializada en el micropagos. El problema es que siendo Internet un sistema abierto y no centralizado como los teléfonos móviles, quien pretenda dedicarse a ello, no puede establecerlo por decreto como en el caso de las telefónicas, sino que ha de ganarse al mercado por sus méritos. Y llegamos aquí al círculo vicioso de tantos negocios en Internet.¿Voy a cerrar mi web para quien esté inscrito en ese mini PayPal, si aún casi no tiene asociados? ¿Voy a asociarme al mini PayPal, si casi no hay web en la red que pidan que pague por ese sistema?

¿Cómo establecer el sistema?

¿Cómo se romperá el círculo?.Un misterio, pero en el mundo del PC este milagro se ha realizado con cada uno de los estándares de hecho que se han conseguido implantar. ¿Quién fue el primer usuario que mandó un fichero con compresión zip o que traspasó los primeros ficheros midi a mp3?.¿Cómo triunfó la salida USB, o quien fue el primero en hacer programas con uso basadi en el ratón?. En todos los caso hubo un momento en el que unos se preguntaban, ¿para qué fabricar algo si nadie lo puede usar?, y la otra parte decía, ¿para que lo quiero este chisme si nadie fabrica para él?. Sin embargo la historia nos dice que muchos estandares terminaron triunfando..

 

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Fuente:  José Manuel Gimeno

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_raw_html]JTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTNDJTIxLS0lMEFnb29nbGVfYWRfY2xpZW50JTIwJTNEJTIwJTIyY2EtcHViLTUxNjM0NDI4NjUwODk5NjYlMjIlM0IlMEElMkYlMkElMjAzMDB4MjUwJTJDJTIwY3JlYWRvJTIwMjIlMkYxMCUyRjEwJTIwJTJBJTJGJTBBZ29vZ2xlX2FkX3Nsb3QlMjAlM0QlMjAlMjI2MDUwNjA5NDEwJTIyJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX3dpZHRoJTIwJTNEJTIwMzAwJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX2hlaWdodCUyMCUzRCUyMDI1MCUzQiUwQSUyRiUyRi0tJTNFJTBBJTNDJTJGc2NyaXB0JTNFJTBBJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTBBc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnBhZ2VhZDIuZ29vZ2xlc3luZGljYXRpb24uY29tJTJGcGFnZWFkJTJGc2hvd19hZHMuanMlMjIlM0UlMEElM0MlMkZzY3JpcHQlM0U=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_raw_html]JTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTNDJTIxLS0lMEFnb29nbGVfYWRfY2xpZW50JTIwJTNEJTIwJTIyY2EtcHViLTUxNjM0NDI4NjUwODk5NjYlMjIlM0IlMEElMkYlMkElMjAzMDB4MjUwJTJDJTIwY3JlYWRvJTIwMjIlMkYxMCUyRjEwJTIwJTJBJTJGJTBBZ29vZ2xlX2FkX3Nsb3QlMjAlM0QlMjAlMjI2MDUwNjA5NDEwJTIyJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX3dpZHRoJTIwJTNEJTIwMzAwJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX2hlaWdodCUyMCUzRCUyMDI1MCUzQiUwQSUyRiUyRi0tJTNFJTBBJTNDJTJGc2NyaXB0JTNFJTBBJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTBBc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnBhZ2VhZDIuZ29vZ2xlc3luZGljYXRpb24uY29tJTJGcGFnZWFkJTJGc2hvd19hZHMuanMlMjIlM0UlMEElM0MlMkZzY3JpcHQlM0U=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][/vc_row]


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.