TIC

Claves para el mantenimiento de una ‘smarthome’


Las ‘smarthome’ o casas inteligentes están de moda. Según la consultora Gartner, el 67% de los dispositivos conectados en 2020 estarán instalados en el ámbito doméstico. Ahorrar en la factura de la luz, obtener una mayor comodidad y confort, contribuir con el medioambiente o mejorar la seguridad de las viviendas, son algunos de los objetivos que busca la incorporación de la tecnología en el hogar. Compañías como Amazon, Google, Microsoft o Apple ya están realizando numerosos avances en este mercado emergente.

Según el informe The Smart Home Survey, elaborado por la consultora Context, hasta un 39% de los españoles estarían interesados en vivir en una casa inteligente en los próximos 5 años. Llegar del trabajo y encontrar la casa a la temperatura perfecta, controlar la iluminación de la vivienda desde el teléfono móvil, programar el cierre de las puertas cuando se activa la alarma antirrobos, son solo algunas de las posibilidades existentes.

Por todo ello, el gremio tecnológico se une al de fontanería o carpintería en cuanto a servicios de reparación, mantenimiento e instalaciones de hogar. ¿Cómo son las entrañas del hogar conectado? ¿En qué consisten las conexiones y qué hacer cuando los dispositivos fallan? HomeServe , empresa especializada en soluciones para el mantenimiento y cuidado del hogar, analiza los posibles fallos en una ‘smarthome’ y ofrece las claves para evitar que el hogar inteligente se desconecte.

1.    Herramientas inteligentes. El mercado cuenta ya con dispositivos accesibles. Un ejemplo es Tadoº, un termostato inteligente  que sirve para encender, apagar o programar a distancia la climatización de la vivienda. Es compatible con el 95% de los sistemas de calefacción existentes y ahorra un 30% en la factura eléctrica. Otro ejemplo es Leakbot, que se instala en cualquier tubería para anticiparle la detección de pequeñas fugas de agua o avisar al usuario de las variaciones de consumo, evitando que se produzcan grandes averías. Cerraduras inteligentes, enchufes de control remoto, electrodomésticos programables, todos estos dispositivos mejoran y facilitan la vida en el hogar, pero su mantenimiento es imprescindible para que la vivienda funcione correctamente.

2.    Conexión a internet. Lo más importante para mantener la casa conectada es tener una conexión fiable. A ella se enlazan la mayoría de los sistemas inteligentes, infrarrojos o bluetooth para comunicarse entre sí o con el proveedor. Por ello, la clave para que el hogar inteligente no se desconecte, es vigilar la conexión y distribución de Internet, considerando incluso la posibilidad de instalar un repetidor de señal para que la red llegue a todos los rincones de la vivienda. Asimismo, es importante contar con sistemas seguros. Los expertos aconsejan apostar por herramientas cloud para que en el caso de que el sistema informático falle, no se pierdan datos importantes y cambiar periódicamente la contraseña del aparato para evitar el hackeo del router.

3.    Dispositivos y centralización de sistemas. Uno de los grandes problemas que vive la ‘smarthome’ está relacionado con la cantidad de aparatos de diferentes marcas y proveedores que la conforman. Para que todo funcione correctamente es recomendable vincular los dispositivos de forma lógica y centralizada. Para ello, los expertos aconsejan apostar por un hilo conductor, como puede ser la smart TV, el ordenador, la tablet, o el móvil, desde donde controlar, manejar y monitorizar todos los productos. En este sentido, para evitar fallos y sacar el máximo partido a estos dispositivos, los profesionales recomiendan la contratación de un servicio de asistencia para solucionar cualquier incidencia o necesidades de conexión.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.