BREVES

Células madre clonadas consiguen producir insulina en diabéticos


[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Una serie de avances en la tecnología de clonación surgidos en el último año y medio dan esperanzas de poder usar células como tratamiento para pacientes con enfermedades crónicas debilitantes como la diabetes y el Parkinson.

En enero de 2013, investigadores de la Universidad de las Ciencias y la Salud de Oregón (EEUU) informaron de que habían tenido éxito a la hora de crear células madre embrionarias partiendo de un embrión humano formado trasfiriendo el núcleo de la célula de una persona al óvulo de otra cuyo núcleo original había sido extraído. Era la primera vez que las células madre se formaban partiendo de un embrión clonado, y este avance proporcionaba una ruta potencial para que los científicos creasen varias clases de células de sustitución con el propio genoma del paciente como base. Muchos otros equipos de científicos investigan otros métodos para crear células madre basadas en las propias células del paciente, pero hay quien cree que es más probable que las células creadas mediante la técnica de clonación puedan desarrollarse para dar lugar a una amplia gama de tipos de células.

Un nuevo trabajo describe el avance más reciente para el método basado en la clonación, células madre creadas mediante la clonación de una célula de la piel de una mujer con diabetes tipo 1. Posteriormente los investigadores convirtieron esas células madre en células productoras de insulina parecidas a las células beta que se pierden con la enfermedad. El sistema inmune de los enfermos de diabetes ataca a estas células pancreáticas, lo que impide la regulación de sus niveles de azúcar en sangre con normalidad.

La coautora del nuevo estudio y cofundadora de la Fundación de Células Madre de Nueva York (NYSCF por sus siglas en inglés), Susan Solomon, ha afirmado a los periodistas que los resultados «son un importante paso hacia la búsqueda para desarrollar células madre sanas propias de los pacientes, que se puedan usar para sustituir a células enfermas o muertas».

La idea es tratar la diabetes con células productoras de insulina creadas a partir de las propias células del paciente y un óvulo donado. En la actualidad se recogen células productoras de insulina de cadáveres y se trasplantan a algunos pacientes de diabetes. Pero los pacientes que reciben este tratamiento deben tomar fármacos inmunosupresores, y la cantidad de células de cadáver disponibles es limitada.

Se cree que el sistema inmune acepta mejor las células clonadas. Pero dado que el cuerpo ataca a sus propias células beta, ¿cómo podrán impedir los investigadores la destrucción inmune de los trasplantes? «Es muy difícil, afirma Solomon. «Somos plenamente conscientes de la necesidad de abordar ambas partes del problema».

También existen dudas legales respecto al método de la clonación. El investigador principal y coautor del estudio, Dieter Egli, comenzó su investigación en la Universidad de Harvard pero la trasladó a la institución de Nueva York porque las restricciones impuestas por el estado de Massachusetts a la donación de óvulos impiden progresar con el estudio.

La disponibilidad de óvulos es otro reto. La clonación funciona un 10% de las veces, y sólo tres de los cuatro embriones clonados en el experimento dieron lugar a líneas de células madre viables. «Si te paras a pensar en una aplicación generalizada de esta tecnología para pacientes con diabetes, enfermedades cardiovasculares y otras, estamos hablando de cientos de millones de personas», explica el pionero de la investigación en células madre de Advanced Cell Technology y coautor de un informe reciente sobre la clonación, Robert Lanza. «Tratándose de cifras de esta magnitud, no será practico usar estas células de forma única y exclusiva para cada paciente».

Lanza cree en cambio que es mejor para los pacientes que se instaure un banco de células terapéuticas creadas para encajar en toda una serie de tipos inmunes. «Intentarás emparejar tipos de tejidos, como sucede con el trasplante de órganos en la actualidad», afirma.

El grupo de NYSCF está comparando la eficacia de las células productoras de insulina derivadas de la clonación con la de células parecidas derivadas de otro tipo de célula madre propia de los pacientes: las células madre pluripotentes inducidas. Para producir células madre pluripotentes no hace falta un óvulo donado; se crean partiendo de la célula de un adulto que se ha reprogramado mediante factores genéticos (ver «TR10: Ingeniería de células madre»). Esta tecnología fue la base del Premio Nobel de Medicina de 2012 . Aunque puede parecer sorprendente que los investigadores sigan insistiendo en la idea de las células madre clonadas cuando existe una opción menos polémica, los expertos sostienen que no está claro qué tipo de célula funciona mejor. «Que la ciencia siga su curso y decida qué es mejor», afirma Lanza.

Fuente: Technology Review

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_raw_html]JTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTIwc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRmEubGlnYXR1cy5jb20lMkYlM0ZpZHMlM0Q1MzcyNyUyNnQlM0RqcyUyMiUzRSUzQyUyRnNjcmlwdCUzRQ==[/vc_raw_html][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_raw_html]JTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTNDJTIxLS0lMEFnb29nbGVfYWRfY2xpZW50JTIwJTNEJTIwJTIyY2EtcHViLTUxNjM0NDI4NjUwODk5NjYlMjIlM0IlMEElMkYlMkElMjAzMDB4MjUwJTJDJTIwY3JlYWRvJTIwMjIlMkYxMCUyRjEwJTIwJTJBJTJGJTBBZ29vZ2xlX2FkX3Nsb3QlMjAlM0QlMjAlMjI2MDUwNjA5NDEwJTIyJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX3dpZHRoJTIwJTNEJTIwMzAwJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX2hlaWdodCUyMCUzRCUyMDI1MCUzQiUwQSUyRiUyRi0tJTNFJTBBJTNDJTJGc2NyaXB0JTNFJTBBJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTBBc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnBhZ2VhZDIuZ29vZ2xlc3luZGljYXRpb24uY29tJTJGcGFnZWFkJTJGc2hvd19hZHMuanMlMjIlM0UlMEElM0MlMkZzY3JpcHQlM0U=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_raw_html]JTNDaWZyYW1lJTIwYWxsb3d0cmFuc3BhcmVuY3klM0QlMjJ0cnVlJTIyJTIwc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnd3dy5jb2RpZ29iYXJyYXMuY29tJTJGc2hhcmUtaHQlMkZqZWRpcyUyRmFkX3RwbC5waHAlM0ZpYyUzRDI4MCUyNmFtcCUzQnIlM0QxNjA2NCUyMiUyMHdpZHRoJTNEJTIyMzAwJTIyJTIwaGVpZ2h0JTNEJTIyMjUwJTIyJTIwZnJhbWVib3JkZXIlM0QlMjIwJTIyJTIwbWFyZ2lud2lkdGglM0QlMjIwJTIyJTIwbWFyZ2luaGVpZ2h0JTNEJTIyMCUyMiUyMHNjcm9sbGluZyUzRCUyMm5vJTIyJTIwYWxpZ24lM0QlMjJtaWRkbGUlMjIlM0UlM0MlMkZpZnJhbWUlM0UlMjA=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][/vc_row]


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.