Espacio

Así se ve el Mar de Aral desde el espacio


Esta imagen capturada por Proba-V muestra lo que queda del mar de Aral, que fue uno de los cuatro lagos más grandes del mundo y que ahora constituye una de las mayores áreas de catástrofe ecológica. Su volumen se ha reducido hasta el punto de que, en la actualidad, hay dos lagos separados y rodeados por el desierto más joven del planeta.

El mar de Aral era un enorme lago interior, situado entre Kazajistán, al norte, y Uzbekistán, al sur. Su extensión alcanzaba los 68.000 km2, el doble de un país como Bélgica.

Sin embargo, desde los años sesenta del siglo XX, el mar de Aral ha ido perdiendo masa hídrica debido a los proyectos de irrigación soviéticos que fueron desviando el caudal de los ríos que lo alimentaban. En la década del 2000, el lago apenas ocupaba el 10 % de su extensión original y, en 2014, el lago sur, con forma de herradura, prácticamente había desaparecido.

El nivel freático también cayó, la vegetación se secó y la industria pesquera, antaño próspera, se derrumbó. El antiguo lecho del lago formó un nuevo desierto al que se bautizó con el nombre de Aralkum y cuyas tormentas de arena, emponzoñadas con pesticidas, pueden llegar hasta el Himalaya.

Hoy en día se está intentando estabilizar la situación mediante esfuerzos como la repoblación con vegetación agreste para reducir el número de tormentas. En 2005 finalizó la construcción del dique Kokaral en el extremo sureste del lago norte con el fin de restablecer los niveles de este ramal. Además, periódicamente se abre una esclusa para rellenar el lago sur.

Lanzado el 7 de mayo de 2013, Proba-V es un pequeño satélite de la ESA con una gran misión: cartografiar la cubierta terrestre y el crecimiento de la vegetación de la totalidad del planeta cada dos días.

Su cámara principal tiene una anchura de barrido de 2.250 km —suficiente para cubrir todo un continente— y captura luz en las longitudes de onda azul, roja, de infrarrojo cercano y de infrarrojo medio con una resolución de 300 m, que puede llegar hasta los 100 m en el centro de su campo de visión.

La empresa belga VITO Remote Sensing procesa y distribuye los datos de Proba-V a los usuarios de todo el mundo. Una galería de imágenes online muestra alguna de las imágenes más impactantes de la misión hasta el momento, incluyendo vistas de tormentas, incendios y deforestación.

Esta imagen de 100 m de resolución fue tomada el 15 de junio de 2018.

En estos momentos, Proba-V protagoniza de uno de los últimos concursos de ciencia ciudadana de la ESA, en la que los equipos participantes tienen que producir imágenes de altísima resolución, equivalentes a las logradas con el modo de 100 m del satélite, a partir de conjuntos de fotografías con una resolución de 300 m.

 

fuente: ESA


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.