CINE Y TV

Arabia Saudita permitirá los cines por primera vez en 35 años


“El ministerio de Cultura e Información dice que comenzará a emitir licencias para cines de forma inmediata. Y se espera que los primeros multicines abran en marzo de 2018”.

Así anunció la monarquía de Arabia Saudita el retiro de la prohibición sobre el cine comercial que se impuso en el país durante las últimas tres décadas.

“Para 2030 habrá más de 300 salas de cine con 2.000 pantallas en todo el reino”, dice la declaración.

La medida forma parte del programa Visión 2030 de reformas económicas y sociales del príncipe heredero Mohammed bin Salman.

El programa está sacudiendo al reino ultraconservador, y promover el entretenimiento permitiendo que haya cines es un ejemplo de los cambios que se están llevando a cabo.

Las transformaciones, sin embargo, se están llevando a cabo a pesar de la oposición de los clérigos, que están a cargo de la religión y la ley en el reino.

Hiba TawajiDerechos de autor de la imagenAFP
Image captionLa semana pasada Hiba Tawaji se convirtió en la primera artista mujer que se presenta en un concierto en Arabia Saudita.

Arabia Saudita solía tener cines en la década de 1970, pero los clérigos persuadieron a las autoridades para que los clausuraran, porque consideraban que eran una amenaza para la identidad cultural y religiosa.

Incluso en enero de este año se informó que el gran muftí, el jeque Abdul Aziz al Sheikh -el más alto clérigo del reino- advirtió de la “depravación” de los cines que, dijo, pueden corromper la moral si se los permite.

La familia real saudita y los círculos religiosos del país se adhieren a una forma austera de islam sunita conocido como Wahabismo, y los códigos islámicos de conducta y vestimenta son impuesto de manera estricta.

En su declaración emitida este lunes, el Ministerio de Cultura indicó que la decisión de permitir los cines era “central para el programa del gobierno para alentar una cultura doméstica abierta y rica para los sauditas”.

Y agrega: “Esto marca un momento crucial en el desarrollo de la economía cultural del reino”.

El ministro de Cultura, Awwad Alawwad afirmó que “la apertura de cines actuará como un catalizador para el crecimiento económico y la diversificación. Al desarrollar un sector cultural más amplio crearemos nuevos empleos y oportunidades de entrenamiento, además de enriquecer las opciones de entretenimiento del reino”.

Mohammed bin Salman.Derechos de autor de la imagenAFP
Image captionLa medida forma parte del programa de reformas económicas y sociales del príncipe heredero Mohammed bin Salman.

El ministerio de Cultura asegura que la medida abrirá un mercado doméstico de más de 32 millones de personas.

“Islam moderado”

El programa, presentado por el joven príncipe heredero el año pasado, tiene el objetivo de incrementar el gasto nacional en actividades culturales y de entretenimiento de 2,9% a 6% para 2030 en el reino fuertemente dependiente del petróleo.

Las autoridades sauditas también comenzaron a patrocinar conciertos este año.

El artista de hip hop estadounidense Nelly y el cantante argelino Cheb Khaled se presentarán en la ciudad de Yeda el jueves, aunque sólo los hombres pueden asistir al evento.

En septiembre, el rey Salmán anunció que las mujeres tendrán permitido conducir en Arabia Saudita por primera vez a partir de junio de 2018.

Esta es otra medida a la que también se oponen los clérigos.

Y un mes después, en una conferencia económica a la que asistieron inversores extranjeros, el príncipe Mohammed declaró que Arabia Saudita una vez más “será un país de islam moderado que está abierto a todas las religiones, tradiciones y gente”.

Mujer sauditaDerechos de autor de la imagenAFP
Image captionLas mujeres sauditas podrán conducir por primera vez en el reino.

Agregó que 70% de la población saudita es menor de 30 años y quieren “una vida en la que nuestra religión se traslade a tolerancia, a nuestras tradiciones de bondad”.

Insistió que Arabia Saudita “no era así antes de 1979”, cuando hubo una revolución islámica en Irán y militantes ocuparon la Gran Mezquita de La Meca.

Posteriormente, el entretenimiento público fue prohibido y los clérigos obtuvieron más control sobre la vida pública.

Los cineastas sauditas han argumentado desde hace tiempo que una prohibición sobre el cine no tiene sentido en la era de YouTube.

Y en años recientes el cine saudita ha estado ganando terreno en el extranjero, utilizando internet para eludir los canales de distribución y la desaprobación de los censores estatales.

Fuente: BBC Mundo


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.