Robótica

Los pastores del siglo XXI son… drones


Los drones, que tan de moda están en el ámbito del entretenimiento, ya tienen el permiso para ser también los nuevos pastores de ganado del siglo XXI. La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (ADAVSO) ha dado permiso para que estos robots se puedan usar en el mundo de la agricultura.

Los drones podrán ser utilizados para detectar bancos de peces, tomar la temperatura de los animales, aplicar pesticidas, pastorear ganado e inspeccionar cultivos, según informa el medio El Universo. Después de mucho trabajo para hacer compatible el uso de drones y de aeronaves tripuladas, Estados Unidos da un paso más y abre el abanico permitiendo que estos dispositivos pueden realizar tareas útiles para la industria de la agricultura.

Las opciones que pueden ofrecer los drones en este campo parecen infinitas. Se trata de poner, una vez más, la tecnología al servicio del hombre. Hay que tener en cuenta que este uso de drones en la agricultura puede derivar, en un futuro, en beneficios importantes para los consumidores, ya que los productos podrían ver reducido su precio al aumentar la eficacia de las técnicas agrícolas.

También se espera que los drones tengan un bajo impacto en el medioambiente, puesto que una de las funciones que realizarán los drones será la de mostrar los puntos exactos donde se pueden aplicar los químicos, de tal forma que se contaminará menos superficie de suelo. Cuando se trata de drones “la imaginación puede volar muy alto en términos de lo que puede ser posible”, dijo el presidente de la Unión Nacional de Agricultores de Estados Unidos, Roger Johnson.

La Association for Unmanned Vehicle Systems International (Asociación International de Sistemas Vehiculares Teledirigidos) asegura, según recoge el medio citado, que la agricultura podría llegar a absorber en un futuro, si las regulaciones gubernamentales lo permiten, el 80 por ciento de todos los drones de uso comercial.

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Fuente: Agencias

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/2″][vc_raw_html]JTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTNDJTIxLS0lMEFnb29nbGVfYWRfY2xpZW50JTIwJTNEJTIwJTIyY2EtcHViLTUxNjM0NDI4NjUwODk5NjYlMjIlM0IlMEElMkYlMkElMjAzMDB4MjUwJTJDJTIwY3JlYWRvJTIwMjIlMkYxMCUyRjEwJTIwJTJBJTJGJTBBZ29vZ2xlX2FkX3Nsb3QlMjAlM0QlMjAlMjI2MDUwNjA5NDEwJTIyJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX3dpZHRoJTIwJTNEJTIwMzAwJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX2hlaWdodCUyMCUzRCUyMDI1MCUzQiUwQSUyRiUyRi0tJTNFJTBBJTNDJTJGc2NyaXB0JTNFJTBBJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTBBc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnBhZ2VhZDIuZ29vZ2xlc3luZGljYXRpb24uY29tJTJGcGFnZWFkJTJGc2hvd19hZHMuanMlMjIlM0UlMEElM0MlMkZzY3JpcHQlM0U=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][vc_column_inner width=”1/2″][vc_raw_html]JTNDaWZyYW1lJTIwYWxsb3d0cmFuc3BhcmVuY3klM0QlMjJ0cnVlJTIyJTIwc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnd3dy5jb2RpZ29iYXJyYXMuY29tJTJGc2hhcmUtaHQlMkZqZWRpcyUyRmFkX3RwbC5waHAlM0ZpYyUzRDI4MCUyNmFtcCUzQnIlM0QxNjA2NCUyMiUyMHdpZHRoJTNEJTIyMzAwJTIyJTIwaGVpZ2h0JTNEJTIyMjUwJTIyJTIwZnJhbWVib3JkZXIlM0QlMjIwJTIyJTIwbWFyZ2lud2lkdGglM0QlMjIwJTIyJTIwbWFyZ2luaGVpZ2h0JTNEJTIyMCUyMiUyMHNjcm9sbGluZyUzRCUyMm5vJTIyJTIwYWxpZ24lM0QlMjJtaWRkbGUlMjIlM0UlM0MlMkZpZnJhbWUlM0UlMjA=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][/vc_row]


Leave a Comment