cuuidado BREVES

Formación y apoyo emocional son las claves para cuidadores de personas dependientes


El Hospital Clínic de Barcelona ha presentado, en el marco de la jornada Cuidando al cuidador, los resultados preliminares de un estudio centrado en el análisis de la eficacia de los métodos psicoeducativos en personas con mayores a su cargo. Los cuidadores indican una disminución en la sobrecarga y la ansiedad, además de percibir un mayor apoyo social.

En España el cuidado de las personas mayores lo asumen, en un 85% de los casos, los miembros de su propia familia. De esta forma, los denominados cuidadores principales contribuyen a mantener la autonomía de la persona dependiente y facilitan que permanezca en un entorno conocido.

La necesidad de ayudar a los cuidadores surge del hecho de que no tienen formación específica para la labor que desempeñan y eso les supone una fuente importante de estrés. Según un estudio financiado por el Instituto de Salud Carlos III del que Adela Zabalegui, directora enfermera del Hospital Clínic, es la investigadora principal, el uso de métodos psicoeducativos como el programa INFOSA disminuye el nivel de ansiedad y sobrecarga de los cuidadores de personas dependientes.

El programa INFOSA (programa de Información, Formación y Apoyo Social) es una intervención psicoeducativa innovadora dirigida a los cuidadores de personas mayores en situación de dependencia. Consta de ocho sesiones grupales en las que una enfermera experta en psicogeriatría trata aspectos como el autocuidado del cuidador y la protección específica del familiar.

El programa consta de ocho sesiones en las que una enfermera experta trata aspectos como el autocuidado del cuidador y la protección específica del familiar

También se proporciona apoyo emocional con el objetivo de reforzar la red social del cuidador y mejorar la comunicación con la persona a la que cuidan. La primera fase del proyecto estaba centrada en el estudio de los efectos beneficiosos de la implantación de esta metodología con cuidadores de pacientes de un centro sociosanitario.

Los cuidadores principales que participaron en el estudio valoraron de forma muy positiva la actividad por contar con ayuda profesional para resolver sus dudas y obtener la información necesaria para poder llevar a cabo de la mejor forma posible su labor. También cabe destacar que, gracias al programa, percibían un mayor apoyo social y emocional y el hecho de tratarse de sesiones grupales les permitía compartir sus experiencias con otras personas en su misma situación.

En la actualidad, la Unidad Geriátrica de Agudos (UGA) del Hospital Clínic de Barcelona, así como la unidad de Medicina Interna del mismo hospital, han implantado el programa INFOSA. Como complemento a las sesiones grupales, a los cuidadores les han proporcionado una guía en la que pueden encontrar consejos y explicaciones sobre las tareas que llevan a cabo para cuidar a sus familiares. En el futuro, el objetivo es aplicar esta intervención en el ámbito domiciliario para realizarla de una forma personalizada y comparar su eficacia respecto al formato de las sesiones grupales.

 

Fuente: SINC

Publica un comentario