tuenti BREVES

20up


Desde hace algún tiempo, Facebook posee una herramienta que permite a los usuarios descargarse una copia de seguridad de toda su información. De esta forma no sólo permite evitar disgustos sino que los usuarios que deseen pueden cerrar su cuenta habiéndose hecho antes con todas sus fotos, estados, etc. En Tuenti no había nada parecido a eso hasta que Borja (@borjamonserrano) decidió probar suerte con 20up.

En esencia, 20up es una aplicación que permite crear al usuario un backup de todo lo que ha subido a Tuenti: sus fotos, sus comentarios, sus privados e incluso los contactos, para no perder así la fecha de sus cumpleaños. Todo esto nos lo cuenta Borja, su creador, justo unas horas después de haber recibido un correo del Departamento Legal de Tuenti instándole a cerrar dicha aplicación. Ahora, la red social parece haber cambiado de idea y ha dado su visto bueno a la aplicación. Un lío, vamos.

20up es una aplicación que ya lleva meses entre nosotros. De hecho, según nos explica su creador, originalmente se llamaba TuentiUp pero, por una reclamación de la red social realizada el pasado octubre, tuvo que cambiarle el nombre a 20up. También realizó otras modificaciones sobre el código a petición de la compañía, que por ejemplo no quería que se publicasen estados automáticamente.

Por eso sorprendía bastante que ahora, meses después de los cambios aprobados por Tuenti, la red social volviera a amenazar con acciones legales. ¿Por qué ahora? Borja lo tiene claro: posiblemente por un artículo publicado en El Mundo, en el que originalmente se aseguraba que 20up era una aplicación para “borrar tu cuenta de Tuenti”. Ahora, ya corregido, explica que esta app no sirve para esto, sino para realizar una copia de los datos.

La reclamación inicial de Tuenti

Correo Borja

En el correo que el desarrollador de 20up recibía el pasado viernes, Tuenti aseguraba que había “detectado la realización por su parte de actividades que perjudican gravemente los derechos de Tuenti y/o sus usuarios” y que “vulnera los derechos de Propiedad intelectual”, utilizando la marca Tuenti sin permiso. Además, afirmaban con rotundidad que se estaba vulnerando la privacidad de los usuarios y que este hecho “podría ser constitutivo de un delito de robo de contraseñas (Phishing)”.

También existía otro posible desencadenante de este problema: el uso de la API privada de Tuenti. Si bien no se trata de una API abierta ni documentada, sí que existe y está accesible para los desarrolladores que quieran utilizarla: “Solo permitimos usar la API para un uso legal y justificado, sin guardar contraseñas, etc…”, nos asegura Tuenti después de haber consultado con ellos si ésta era, efectivamente, una de las razones tras esta amenaza legal.

Entonces, ¿cómo se explica que en octubre dieran el visto bueno y ahora recibiera ese correo tan poco amistoso? Desde Tuenti nos lo explican: “Las coversaciones las tuvo con el equipo de ingeniería no con legal. Es cierto que dede el punto de vista técnico el tema está bastante controlado pero desde el punto de vista legal puede haber cuestiones de privacidad, propiedad intelectual, marca, etc.. por ejemplo, quitó Tuenti de la marca, pero 20up suena exactamente igual a Tuenti app.”

20up, código libre accesible a todos

Si bien la aplicación sí que facilita al usuario la descarga de toda su información, Borja nos asegura que el código es libre, cualquiera puede ver que no se guardan NUNCA los datos de los usuarios, ni tan siquiera en local, es decir, en el ordenador donde es ejecutado el programa. Si tú ejecutas hoy 20up y mañana vuelves a hacerlo, mañana te volverá a pedir los datos porque ni tan siquiera los ha guardado en tu ordenador. Eso desde el principio quise que fuese así, no me interesan los datos de los usuarios, la herramienta la hice para mí y, tras hacerla, decidí distribuirla para que la gente se beneficiara de ella.”

Es comprensible que Tuenti cargara contra una aplicación que se apropia, sin permiso, de los datos de sus usuarios, pero ¿tiene sentido que lo haga con una herramienta libre, de la que cualquiera puede ver el código, que no guarda ningún tipo de información y que, sobre todo, ya habían analizado meses antes? Si no fuera por todo esto, la actitud de Tuenti habría sido la correcta y la que al menos a mí me gustaría que tomara cualquier portal web que tiene mis datos, pero no era el caso.

Desde Tuenti, eso sí, insisten con parte de razón en el peligro que pese a todo pueden traer este tipo de aplicaciones, por mucho que su código sea abierto y que cualquiera pueda verlo: “Lo que también es cierto es que no podemos asegurar que las aplicaciones se modifiquen en cualquier momento de manera que pongan en riesgo la privacidad y seguridad de los usuarios.” Respecto a esto, Borja nos dice que “para eso doy el MD5 del ejecutable, para saber que lo que ejecutas es lo que hay en el código fuente.”

Tuenti da marcha atrás

Por suerte para Borja, el revuelo que ha causado este caso parece haber hecho reflexionar a Tuenti, que ahora asegura que no va a tomar ningún tipo de medida legal contra él por la aplicación y que le ha dado permiso para volver a poner 20up a disponibilidad de los usuarios siempre que “no comprometa la privacidad ni la seguridad” de los mismos. En definitiva: todo un jaleo para que la app quedase igual que estaba.

Entonces, ¿por qué se ha montado todo este lío? En mi opinión, y después de haber hablado con ambas partes, da la sensación que el Departamento Legal de Tuenti ha ido por libre y enviado el cease and desist sin fijarse demasiado en lo que hace la aplicación tras ver el artículo erróneo de El Mundo y sin saber que antes el dueño de ésta ya había hecho los cambios que los ingenieros de Tuenti le habían requerido.

Al final, un pequeño tropiezo en público para Tuenti (con algunos casos aislados de usuarios tan enfadados por ello que han llegado a borrar su cuenta) y mucha visibilidad para 20up, una aplicación que, hasta que Tuenti no ha mencionado, nadie apenas conocía. Paradojas de la vida, ¿verdad?

Enlace | 20up

Fuente: Genbeta.com

Publica un comentario